Turismo y Festejos

banner-panoramicas
casarejo

Platos Típicos

El Ronquillo, además de por sus hermosos parajes, excelente situación geográfica y amabilidad de su gente, destaca por su maravillosa gastronomía. Ésta, se caracteriza por la exquisita elaboración y condimentación de los alimentos autóctonos de la zona.

Son numerosas, las visitas que recibimos, con el fin de degustar las apreciadas carnes de caza típicas de este municipio, como son la carne de liebre, de venado, de conejo, de perdiz o de jabalí; especialidades de los restaurantes y bares locales, que hacen que se conviertan en deliciosos manjares.

Son conocidas las matanzas caseras de cerdos, criados por los propios ronquilleros, se realizan durante los primeros meses del año, Enero y Febrero. Las familias se reúnen en  sus patios o cercados para llevar a cabo la matanza y posteriormente el despiece, obteniendo productos típicos y serranos como tocino, jamón, caña de lomo, morcilla o carne. Para la elaboración del "chorizo colorao", las especias que se utilizan son: sal, ajos, comino, pimentón y agua. Para la morcilla: sal, ajos, comino, orégano, pimentón y sangre. El jamón es fundamental tenerlo unos 20 días en sal, después de este tiempo se lava muy bien y se cuelga para que se seque durante un año y medio o más según el tamaño de éste. Para la caña de lomo blanca (típica en este municipio), los ingredientes que se utilizan son: pimienta negra, sal y cinta de lomo, además es fundamental tenerla 12 horas en sal para su perfecta conservación.

Del mismo modo, una apreciada seta silvestre llamada"Gurumelo", llama la atención de las personas; que vienen a visitar nuestro municipio, para la búsqueda de tan estimada seta. Los gurumelos se caracterizan por un exquisito sabor irrepetible que hace buenas migas con otros alimentos, como es el caso del arroz, el tomate, etc...

También hay que hacer una especial mención a las comidas típicas de cada fiesta del año. Por ejemplo, en Cuaresma, el guiso de garbanzos con bacalao es una delicia; en época de lluvia, las migas; después de las primeras lluvias los espárragos y gurumelos; en San Blas, las roscas bendecidas y en los meses estivales, el gazpacho o el "sopeao".

Respecto a la repostería ronquillera, destacar su laboriosa elaboración y amplia dedicación de las mujeres ronquilleras que utilizan las retetas tradicionales pasadas de madres a hijas. Los dulces típicos son: pestiños, gañotes, piñonates, roscos, buñuelos, rosas, tortas de chicharrones. Para la elaboración de estos dulces caseros son fundamentales algunos condimentos como el aceite, el vino, huevos, azúcar, harina, canela molida, ajolí, levadura, matalauva, clavo, raspadura de limón y leche. Estos dulces acompañados de una buena taza de chocolate o de café convierten la tarde en un sueños inolvidable.

Que más se puede pedir, que comer un buen conejo con arroz, respirando aire puro de la sierra sevillana, en un municipio lleno de embrujo y rodeados de buena gente. Nuestra gastronomía refleja el buen hacer. Ésta, es tan ronquillera como nosotros mismos.